sábado, 22 de marzo de 2008

Actualidad: Escaramuzas en la Antártida!

Defensores de las ballenas arrojan ácido butírico contra un ballenero japonés.

Miembros del barco ecologista Steve Irwin arrojaron botellas de cerveza llenas de ácido butírico sobre la cubierta el ballenero japonés Nisshin Maru en aguas de la Antártida, en protesta por la caza de cetáceos.

Las autoridades japonesas informaron a la Embajada de Australia en Tokio de que cuatro marineros resultaron heridos, pero Sea Shepherd Conservation Society, que fletó el Steve Irwin, lo desmintió. "Son todo mentiras. Hemos grabado todo lo ocurrido y nada cayó cerca de su tripulación", manifestó el capitán del navío ecologista, Paul Watson, según los medios australianos. La Sea Shepherd Conservation Society aseguró que el ácido butírico (o butanoico), que se encuentra en la mantequilla putrefacta, es orgánico y no tóxico, como todos los productos que emplean en sus acciones.

El ministro australiano de Asuntos Exteriores, Stephen Smith, condenó el incidente en un comunicado de prensa y volvió a reiterar el llamamiento de su Gobierno para que balleneros y activistas mantengan la calma.

Japón puso en marcha en noviembre su programa anual de captura de cetáceos "con fines científicos", pese a que la Comisión Ballenera Internacional solicitó a Tokio en junio que lo parase, tras una resolución no vinculante impulsada por Australia. Desde entonces, Australia vigila a los pesqueros nipones con el "Oceanic Viking" y graba sus operaciones por si algún día se necesitan pruebas en un tribunal internacional. En enero, un juez australiano declaró ilegal la caza de ballenas en la reserva marítima de ese país en la Antártida, declaración que Japón no reconoce por entender que el territorio no pertenece a Australia.

Tokio protestaen la CBI por los ataques a sus balleneros.

Japón protestó en la reunión de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) que se celebró en Londres contra los incidentes contra sus balleneros en la Antártida protagonizados por ecologistas. El Gobierno japonés pidió la cooperación de otros países para hacer frente a esos activistas, de acuerdo con un portavoz del Ministerio nipón de Exteriores. 'El Gobierno japonés quiere aprovechar la oportunidad y pedir la cooperación de otras naciones para evitar que vuelvan a ocurrir obstrucciones por parte de organizaciones no gubernamentales', indicó.

El capitán del barco ecologista asegura que recibió disparos del ballenero japonés.

Paul Watson, el capitán del barco del grupo ecologista 'Sea Shepherd' que persigue en aguas de la Antártida al ballenero japonés 'Nisshin Maru', aseguró que la tripulación nipona le disparó y perforó su chaleco antibalas.

Watson, quien señaló que es la primera vez que los japoneses responden de forma tan violenta a sus provocaciones, dijo que el proyectil incluso dobló una placa y dejó una rozadura en su pecho, según la radio ABC.

La tripulación japonesa también reaccionó a las bombas fétidas lanzadas por los activistas tirándoles granadas de fogueo, una de las cuales causó heridas leves a un ecologista del 'Steve Irwin', que intenta sabotear las actividades del ballenero.

Japón puso en marcha en noviembre pasado su programa anual de captura de cetáceos 'con fines científicos', pese a que la Comisión Ballenera Internacional solicitó en junio a Tokio que lo parase.

Punto muerto.

La CBI ha llegado a un punto muerto. Mantiene, por una parte, el compromiso con el objetivo marcado en la Convención de 1946 de "procurar la conservación adecuada de los bancos de ballenas y hacer posible el desarrollo ordenado de la industria ballenera". Persiste también la moratoria, de 1986, sobre la pesca de cetáceos, que incumple el bloque de países balleneros sin quebrar los estatutos internos. Y lleva 18 años revisando un posible programa de captura sostenida, que aún no se ha aprobado y que probablemente tampoco saldrá adelante en la conferencia general, prevista este año en Chile.

Una serie de cláusulas excepcionales permiten faenar a la flota ballenera de Japón bajo la excusa del "progreso científico". Noruega, mientras tanto, se acoge a su objeción a la moratoria para pescar medio millar de ballrorcuales aliblancos (Balaenoptera acutorostrata) al año en el Atlántico. El país nórdico se ha fijado una cuota para 2008 de 1.052 ejemplares, la misma que en años previos, aunque rara vez la alcanza, según defiende el Gobierno de Oslo. Pequeñas comunidades de Alaska y otros territorios están excluidos de la veda del cetáceo.

Informes científicos de la CBI señalan que la población de algunas especies de ballena ha crecido desde 1986. Avalados por estos indicadores, los países balleneros demandan la suspensión parcial de la moratoria, mientras que el bloque contrario defiende el veto total a esta controvertida pesca. El avance en las negociaciones es, hasta la fecha, nulo; cualquier reforma necesita el apoyo del 75% de los miembros.

LINKS:

http://www.laopinion.es/secciones/noticia.jsp?pRef=3062_18_131799__Ciencia-y-Tecnologia-Defensores-ballenas-arrojan-acido-butirico-contra-ballenero-japones

http://actualidad.terra.es/ciencia/articulo/activistas_desmienten_hubo_heridos_ataque_
2296849.htm

http://actualidad.terra.es/nacional/articulo/tokio_cbi_protestara_ataques_balleneros_
2300690.htm

http://www.glocalia.com/detalle_noticia.php?id=200803052031408402c1cc2ac84ff1ccc0755a9f169421

http://actualidad.terra.es/ciencia/articulo/cbi_londres_reune_favorecer_consenso_2303737.
htm

http://www.publico.es/ciencias/medioambiente/056918/asesores/paz/paises/balleneros

http://actualidad.terra.es/ciencia/articulo/capitan_barco_ecologista_asegura_recibio_
2306334.
htm