miércoles, 16 de julio de 2008

Y por último Mojo!

Mojo es el tercero de los cachalotes que ya hemos podido bautizar. Su nombre se lo debe a lo "guay" que es el tío y lo bien que lo pasamos cuando el mar nos regala su presencia. "Mojo" significa ser especial por dentro, o algo así, es como ser "cool".

Mojo es un viejo cascarrabias, aunque como todos los tipos duros también tiene un corazoncito dulce, y se deja querer, por lo que casi siempre que nos topamos con el abuelete pasamos al menos 5 minutitos con él antes de que nos despida con su particular aleta caudal para desparecer en las profundidades del Mar de Noruega.




Mojo.

Sabemos que Mojo es una animal de avanzada edad entre otras cosas por el estado de su aleta caudal. Aparte de tener un monton de cortes característicos, podemos apreciar como ésta se encuentra muy doblada, en concreto, el extremo derecho de su caudal está especialmente arqueado, quizá simplemente por el paso de los años.

En la siguiente foto se puede apreciar mucho mejor esta característica.


Arqueada caudal de Mojo.

Mojo es además un ejemplar de gran tamaño, probablemente cerca de los 17m de longitud, lo que ha podido convertirle en un macho con gran dominancia. Sus numerosas heridas de guerra, algunas recientes, nos indican que Mojo no da su brazo a torcer con facilidad, y lucha con todas sus fuerzas para acceder a las hembras!

En la siguiente fotografía podemos apreciar algunas cicatrices que podrían ser resultado de una pelea entre machos. Se pueden observar cicatrices paralelas y equidistantes en torno a la cabeza de Mojo. Este tipo de lesión es típicamente producida por los dientes de otro animal, probablemente otro cachalote, aunque pueden deberse aotras causas. En el extremo de su cabeza se pueden encontrar unas lesiones más blanquecinas en forma de "V", probablemente más recientes.

Cicatrices de Mojo.

Espero que después de las presentaciones formales, le cojáis tanto cariño a Mojo, como el que le tengo yo!

Fotografías. Luca Lamoni.

1 comentario:

Carolina dijo...

Hola Marta.
Te envio muchísimas energías para que sigas adelante con tu hermoso trabajo.
Muchas gracias por tus palabras también.
Desde Chile, un fuerte abrazote