jueves, 14 de agosto de 2008

Actualidad: Australia tiene un nuevo plan!

Nuevo plan para mellar la actividad ballenera japonesa.

Australia se muestra esperanzada ante una nueva propuesta para llevar a cabo un programa de investigación multinacional, donde se usen métodos no letales. esta propuesta fue anunciada en la reciente reunión de la CBI en Chile, con el objetivo de que esta nueva medida sea una forma de presión sobre el controvertido programa ballenero de Japón.

"Este nuevo programa científico liderado por Australia podrá proveer al mundo de un acercamiento no letal para reunir información científica acerca de las poblaciones de ballenas en el hemisferio Sur, ayudando a mejorar el entendimiento de las ballenas y demás cetáceos, así como su conservación y manejo"; manifestó el Ministro de Medio Ambiente Australiano, Peter Garrett.

Bajo la propuesta, Australia acojerá un taller el año que viene, abierto a todos los científicos y grupos interesados en participar en el programa, mcon el objeto de desarrollar un plan conjunto. Australia y Chile han acordado establecer un comité director para asistir en la implantación del taller, con ambas naciones extendiendo su colaboración en términos de un plan de manejo."esta nueva colaboración ofrece una nueva forma de conducir la investigación sobre estos cetáceos, y requerirá urgentemente de la participación de todas las naciones, incluido Japón", dijo Garrett.

La propuesta se enmarca dentro de la postura crítica del Gobierno Australiano frente a la política ballenera. El Primer Ministro, Kevin Rudd montó en cólera cuando él y su homólogo japonés, Yasuo Fukuda manifestaron su desacuerdo con respecto a las posturas de ambos países con respecto a la actividad ballenera, a pesar de las acciones legales tomadas en contra de Japón.

Japón, que junto con Noruega e Islandia, desea la reintroducción de la caza comercial, actualmente emplea una excepción en la moratoria impuesta en 1986, por la que se permiten las capturas científicas, así como la caza de subsistencia aborigen. Sin embargo los países contrarios a la caza ballenera argumentan que Japón encubre sus actividades comerciales bajo un falso programa científico. Japón argumenta que su programa produce resultados científicos. A pesar de que también conduce investigación no letal, mantienen que la muerte de ballenas es requerida para obtener información como la estructura de edades, tasas reproductivas, y entender cómo las ballenas interactúan con otros elementos del ecosistema marino. El Instituto para la Investigación de Cetáceos, una organización no lucrativa que lleva toda la investigación, argumenta que la información sobre la madurez sexual en las ballenas es una información que sólo puede ser obtenida por métodos letales.

Japán insta a mantener las emociones fuera del asunto de la caza ballenera, ya que las ballenas se encuentran en un estado saludable y sus poblaciones son abunsantes en el Antártico. " La investigación letal es un método científico, y no hay razón para mantener exentas a las ballenas de esta metodología", argumentó el delegado Japonés, Joji Morishita.

Pero la propuesta Australiana ha recibido gran apoyo internacional. Los países que argumentaron en su favor en la reunión de la CBI incluyó países manifiestamente anti-balleneros como EEUU, Reino Unido y Nueva Zelanda, así como Francia, Brasil, Méjico, Sudáfrica y Chile. La propuesta además ha sido bienvenida por las organizaciones conservacionistas. Rob Nicoll, de Greenpeace, manifestó que por ejemplo, la edad de las ballenas puede ser determinada mediante la toma de una biopsia y el análisis de aminoácidos. " Ha sido mundialmente demostrado que toda la información que se necesita para el manejo y conservación de las ballenas, puede ser obtenida con métodos no letales". " El problema al que nos enfrentamos es que no tenemos toda esta información. Pero el gobierno planea instituir un plan de conservación liderado por la CBI y respeladado por todos estos miembros detractores de la investigación letal".

La WDCS también apoya la propuesta de Garrett. Según Mike Bossley, la popuesta revela que se puede es necesario realizar investigaciones, pero que hay métodos para llevarlas a cabo sin la necesidad de matar animales". Bossley también manifestó que aunque la propuesta no sea exitosa con respecto al término de las investigaciones letales llevadas a cabo por el programa científico Japonés, el mestablecimiento de este programa es muy valioso. " Si no lo sacamos adelante, nunca tendremos la oportunidad de que esto termine". Pero aunque se establezca este programa no-letal, Japón continuará con su programa científico hacia final de año. Rob Nicoll manifiesta que, mientras en Greenpeace están contentos con el resultado de la reunión del la CBI, donde los países miembros prometieron establecer diálogos para resolver sus diferencias,, el grupo de campaña medioambiental encuentra decepcionante que el programa japonés siga adelante. "Como señal de buena fe en el proceso, hubiera sido genial que los japoneses decidieran suspender sus actividades balleneras hasta que el proceso se culmine". La flota japonesa espera sufrir nuevos encuentros con grupos anti-balleneros como la temporada pasada, cuando los barcos de Greenpeace persiguieron y dificultaron las labores de la flota japonesa.

Sea Sepherd ha anunciado recientemente el lanzamiento de la "Operación Mushashi", como campaña para defender las ballenas Antáricas en el 2008-2009. Sea Sepherd se ha visto involucrada en numerosos incidentes con la flota japonesa, incluyendo una colisión con una embarcación, el lanzamiento de "bombas fétidas" de ácido butírico, y el abordaje de las embarcaciones japonesas por parte de algunos miembros de la organización. " Si los miembros de la CBI rehusan salvar a las ballenas, será hora the retomar esta lucha en alta mar", dijo el fundador de Sea Sepherd, Paul Watson.

LINKS:

http://www.ipsnews.net/news.asp?idnews=43168